¿Tienes preguntas sobre el
detector de plagio?

¡Estamos aquí para ayudarte!

¿Tienes más preguntas sobre el detector de plagio?
Contacta con nosotros en:
Servicio de atención al cliente gratuito 24 h

¿Todavía tienes preguntas sobre la detección de plagio y te gustaría recibir una consulta personal? ¡No hay problema! Llámanos en cualquier momento o simplemente envíanos un correo electrónico con tus preguntas. Nuestro servicio de atención al cliente está aquí para ayudarte con consejos y asistencia.

O si prefieres, consulta nuestras preguntas frecuentes – quizás encuentres tu respuesta aquí también.

Preguntas frecuentes sobre el programa antiplagio

General

Informe de plagio

Protección de datos

Es más rápida de lo que crees.

Por lo general, la comprobación de plagio de un TFG o TFM (entre 60 y 80 páginas) dura entre 10 y 20 minutos. El factor decisivo es el número de palabras enviadas para el revisión antiplagio online. En el caso de trabajos académicos extensos (entre 200 y 300 páginas), como una disertación, la revisión antiplagio puede durar hasta una hora.

Al revisar si hay plagio se analiza todo tu documento, incluidos los listados que haya en él, como el índice y la bibliografía. Dado que los listados también pueden haber sido copiados o existir ya en otro lugar, se incluyen en la verificación. Sin embargo, las pequeñas similitudes en los listados son habituales, por lo que puedes ignorar este tipo de coincidencias generalmente.

Si no quieres que el verificador de plagio automático revise los listados, te recomendamos que subas únicamente el texto que realmente te interese revisar.

Suele ocurrir sin mala intención; por descuido, por desconocimiento o por falta de tiempo. Pero todo estudiante debe saber que, en los trabajos académicos, todas las fuentes que procedan de otros autores deben estar debidamente referenciadas. El incumplimiento de este principio se considera plagio. Por lo tanto, es aconsejable utilizar el detector de plagio automático antes de presentar el proyecto de fin de carrera.

El ámbito académico es muy estricto con el plagio, tal y como se ha sabido por casos muy conocidos. Aunque el autor de un trabajo de fin de grado, trabajo de fin de máster u otro tipo de trabajo académico sepa que en su caso no tiene por qué temer la retirada del doctorado, ni tampoco un escándalo público, esto no le servirá de mucho consuelo si al final suspende su TFG por unas cuantas citas «olvidadas».

El detector de plagio funciona en todos los idiomas.

Pero si has traducido tú mismo una cita, el detector de plagio no podrá identificar la fuente original ni marcarla como posible plagio. Los programas detectores de plagio no suelen detectar esta transferencia lingüística, ya que una frase puede traducirse de muchas formas distintas. Así que en este caso es imprescindible realizar una corrección meticulosa.

El programa antiplagio tiene en cuenta todos los recursos en línea de acceso público, como artículos, libros electrónicos, ensayos, etc. No tiene en cuenta bases de datos de pago ni documentos con restricciones de acceso. Pero, siempre que el libro se encuentre en una base de datos de acceso público, la revisión antiplagio registrará la fuente del libro y comparará cada una de sus frases con tu TFG, TFM o disertación.

Recibirás el informe de la revisión antiplagio por correo electrónico.

Puede ocurrir que el correo electrónico se considere spam y entre directamente en la carpeta de correo no deseado. En casos excepcionales, también podría ocurrir que tu proveedor de correo electrónico bloquee nuestro mensaje con el informe de plagio y ni siquiera lo deje entrar. En este caso, puedes ponerte en contacto con nosotros enviándonos un correo electrónico a detector@bachelorprint.com. Nos encargaremos de mandarte el informe de plagio de modo manual, en otro correo electrónico independiente.

No. En primer lugar, es imprescindible que en el documento figure la fuente correspondiente a cada fragmento de texto resaltado. Si esto está bien hecho, no correrás ningún riesgo. Además, también puede suceder que las fuentes encontradas por el programa antiplagio para los fragmentos de texto marcados, sean únicamente fuentes alternativas, ya que es perfectamente posible que el mismo contenido escrito también aparezca como fuente secundaria en otro documento. Si este fuera el caso, el área marcada no sería ningún plagio y solo sirve como medida preventiva. Por lo tanto, no debes preocuparte.

Para hacerlo más claro, el informe de plagio sólo muestra las secciones del texto que podrían contener plagio. Si la página no contiene secciones sospechosas, no se muestra.

A veces indica que hay posible plagio en un segmento de texto cuya fuente, por ejemplo un libro, está citada correctamente. Esto ocurre cuando el programa identifica una fuente adicional en línea. En estos casos, el posible plagio puede ignorarse y sirve simplemente como medida preventiva adicional.

El objetivo principal de la comprobación de plagio es comprobar si el contenido exacto de las frases de tu trabajo ya existe en otras fuentes. Cuando uses fuentes en línea, deberás citarlas y, sobre todo, reproducirlas con tus propias palabras. Si lo haces así, los programas de detección de plagio, incluidos los que utilice tu universidad, no podrán detectar ninguna coincidencia.

Por lo tanto, es completamente normal que el detector de plagio no pueda detectar todas las fuentes que hayas utilizado como referencia en tu trabajo.

Básicamente, lo que hace el programa antiplagio es reaccionar cuando detecta secciones de texto que son exactamente iguales, o con muy pequeños cambios, a una fuente de libre acceso. Pero si has citado las referencias a ideas externas con notas a pie de página y has reformulado los textos con tus propias palabras, el detector de plagio no debe ni debería encontrar nada.

En este contexto, los estudiantes se suelen preguntar por qué el detector no muestra ninguna coincidencia aunque hayan utilizado como base fuentes de libre acceso. La respuesta coincide con la explicación anterior, si has reescrito partes del texto con tus propias palabras, normalmente en la revisión no se debería detectar ninguna coincidencia. No obstante, es importante que haya coherencia en las notas a pie de página.

En resumen, si en tu informe no aparece ninguna fuente encontrada, considérate afortunado. Tu trabajo es uno de los pocos en los que el detector de plagio no ha podido encontrar fuentes de libre acceso con secciones exactamente iguales.

¡DE NINGUNA MANERA!

Por protección de datos, el detector de plagio de BachelorPrint no almacena ningún trabajo académico subido. Nuestra herramienta de detección de plagio comprueba miles de millones de fuentes de acceso público en toda la red mundial de Internet, pero no crea ninguna base de datos.

Por supuesto que no.

El motivo es el siguiente:
Si el trabajo escrito se escanea en busca de plagio con Turnitin y la universidad también utilizara Turnitin, el autor está en una situación de peligro potencial considerable. Como Turnitin guarda el trabajo subido, éste permanecerá almacenado en su base de datos después de la subida. En caso de que la universidad escanee posteriormente el mismo trabajo, éste se considerará un plagio completo.Ya nos han comunicado este caso varias veces. Incluso ha ocurrido que el estudiante suspendió el trabajo en primera instancia y tuvo que demostrar que era el autor del documento guardado en Turnitin.

Por eso hemos decidido no tener ninguna conexión con Turnitin, para no poner en peligro a nuestros usuarios de la revisión antiplagio.

No todas las revisiones antiplagio tratan tus datos con cuidado y a veces almacenan tu proyecto de fin de carrera en su base de datos para aumentar su propio volumen de datos. Pero nuestro programa utiliza un almacenamiento temporal de 24 horas. Su funcionamiento es el siguiente:

En el primer paso de la revisión, subes el archivo de tu TFG, TFM o disertación, que se almacena temporalmente en nuestro servidor. A continuación, se extrae el contenido del texto del archivo subido y se elimina el archivo original. En el siguiente paso, el texto extraído se transfiere a una base de datos temporal y se divide en secciones individuales según datos estadísticos del idioma.

A continuación, el software analiza los segmentos de texto individuales y busca coincidencias en toda la red mundial de Internet. En el último paso, se crea un informe de plagio en el que aparecen resaltados en color los pasajes plagiados pertinentes y se proporciona un enlace a la fuente original. En conformidad con la normativa de protección de datos, todos tus datos se eliminarán en un plazo de 24 horas tras el uso de la revisión antiplagio en línea.

Algunos proveedores te piden que crees una cuenta de usuario. Este no es nuestro caso. Sólo tienes que subir tu documento, seleccionar la forma de pago deseada y, a continuación, empezar la revisión antiplagio en línea, sin necesidad de crear una cuenta de usuario ni de registrarte.

Una vez finalizado el proceso, recibirás el informe en formato PDF en la dirección de correo electrónico que nos indiques, y podrás comprobar y corregir las secciones oportunas de forma rápida y sencilla.

Valoración de Google
5,0 3810 reseñas Estado: 07/24